¿Cerca de 1,357 octogenarios se hubieran salvado de haber sidos ingresados en la UCIs?


Short link: https://wp.me/p19kQl-Rq

A pesar de lo nefasto que es intentar descubrir que está pasando y lo que ha pasado en España dado la falta completa de transparencia del Ministerio de Sanidad sobre los pacientes fallecidos por COVID-19, aún podemos hacer estimaciones bastante precisas de cuántos octogenarios de > 80 años de edad se podrían haber salvado.

No entiendo nada, tienen estadísticos y epidemiólogos trabajando allí. Los medios lo tienen y como es posible que los datos ofrecidos no cuadren y esté en un punto congelados. No hay conciencia.
Es imposible que en las comunidades autónomas, el proceso de contar tambien se les haya parado. ¿Qué país ha tenido este parón informativo?
¿Que buscan? ¿Que esconden?

La RENAVE es la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Centro Nacional de Epidemiología (CNE). Para ello lo hacen a través de la plataforma SiVies que reciben la información desde las comunidades autónomas.

El desglose diario que he encontrado es arbitrario cada día y no sigue algunas reglas típicas, por lo que han modificado datos y estructura varias veces durante la pandemia.
Pero es que además no lo hacen diariamente, sino cada 2 días y a veces pasan 4 días sin actualizar datos e incluso una semana. Esta platataforma debería ayudar a que los investigadores puedan desempeñar sus funciones, pero así es imposible.

Tras una investigación personal hay entre 13,000 a 15,000 fallecidos de casos sin declarar. ¿Porque?

Hay una clara diferencia entre lo que se informa a la CNE y lo que la base de datos MoMo (tambien del Ministerio). MoMo es un sistema de monitorización de la mortalidad diaria por todas las causas. El panel de MoMo se actualiza diariamente con la última información disponible sobre la mortalidad por todas las causas. Excepto que los informes se congelaron el pasado 4 de Junio y no han vuelto hasta el pasado 9 de Junio. Desde entonces ya no hay un informe MoMo. Congelado!

Durante la pandemia las muertes llegaron a un pico de casi 2,963 el 31 de Marzo. ¿Que ocurre? Significa que hay casi 1,831 muertes en el pico fuera de lo habitual (eso sale de la diferencia entre observado y esperado 1,132). Eso no es posible salvo dos circunstancias. Un terremoto, un maremoto o un atentado terrorista masivo. Pues va a ser que no. Eso se llaman casos COVID-19 que no han adjudicado.

El 13 de Marzo había 200 muertes más de lo normal. El estado de alerta se inició el 14 de Marzo sino recuerdo mal. Bien pues el informe realizado para el día 13 de Marzo, solo había un difunto por COVID-19.

Se resalta en este este informe que contiene información sobre los 575 casos de COVID-19, de los 4,209 totales en España (14%), notificados al Centro Nacional de Epidemiología a través de la plataforma SiVies. Pues hay 199 muertos más de lo esperado. ¿Esos pacientes son COVID? o se murieron porque sí!. Es evidente que esos 199 fallecidos eran no esperados y por lo tanto podrían ser COVID, dado que el Gobierno no ha acatado la orden de la OMS de registrar los casos clinicos y solo registró los PCR positivos. He aquí el engaño o la inoperancia.  

 
A ver, esto lo puede ver hasta un ciego (es una forma de decir que quien no lo ve, miente).
Puedo decir que la cifra total no son 27128, sino alrededor de 40,000 minimo y 43,000 máximo. A día de hoy 14 de Junio, vete a saber, todo está congelado! La falta de transparencia en este País raya en lo experpéntico.

QUE HA PASADO CON LOS OCTOGENARIOS
Durante la campaña de COVID-19 y desde que hay informes del pasado día 23 de Marzo hasta el 29 de Mayo, han ingresado un total de 381 pacientes.
El contaje de ingresos desde entonces varía desde el 8,93% de todos los ingresos UCI , para caer súbitamente a un 4.55 en un periodo de una semana. Coincide tambien en el grupo de pacientes entre 70-79 años (de un 34.92% desciende progresivamente al 28.45% el 27 de Abril) mientras 60-69 años asciende así como el de 50-59 años. Ambos con tendencias lineales positivas.

Hasta el 29 de Mayo ha habido casi 59,000 personas de 80 años con COVID, de los cuales fueron hospitalizados 25,000 y solo ingresaron en las UCIs 381, lo que supone un 5.13% de la población ingresada en la UCI mientras los septuagenarios lo fueron el 31.5%. Han fallecido 12,834 pacientes de más de 80 años (21.8%), pero no en la UCI (aquí los datos son oscuros). Estas cifras han sido oficiales durante el periodo de no apagón del Ministerio en todo el territorio español.

La población de septuagenarios que ha llegado a la UCI de 2,195 pacientes que son el 10,5% de los casos hospitalizados y de los cuales las defunciones globales fueron del 14,6% (4980 pacientes).   

Tomando la regla de al menos el 50% de hospitalizaciones de octogenarios (29,478) el 10% habría sido ingresado en la UCI (2,300 pacientes) teniendo al menos 2 enfermedades crónicas, y tomando una mortalidad del 41% hubieran fallecido 943 pacientes y se hubieran salvado 1,357.

¿Ha habido limitación? Estoy seguro que los médicos han hecho todo lo posible en su trabajo diario. Pero la pregunta es:  ¿Se han alentado a los responsables sanitarios en la toma de decisiones a centrarse en los posibles resultados de pronóstico a largo plazo en vez de a corto plazo? 

Es lo que hay …. seguiré observando este magnicidio de datos realizado por el Ministerio de Sanidad.
Sorpresas aún nos esperan.

The Journal of Pearls in Critical Care (JPCC)

Herrero-Varon's MD Editors. Changchun (Jilin, China) and Houston (TX, USA). Language EN/ES 2011-2020