Vacuna COVID-19: la guerra ha comenzado


¿LA VACUNA COVID-19? NO ANTES DE UN AÑO POR LO MENOS, SI TODO SE HICIERA CORRECTO

Si hace varios días Pfizer anuncia su vacuna que es un 90% efectiva y ha revolucionado el mundo, dos  días después Rusia anuncia que su vacuna Sputnik tiene una eficacia del 92%: un 2% superior a la de Pfizer.
Ayer Moderna, otra vacuna realizada en los EEUU anuncia que la eficacia de la suya sube al 94,5% y además no necesita conservación a bajísimas temperaturas como la de Pfizer (alrededor de -80º C), lo que une una ventaja competitiva.

Aquí pueden comentar esta pequeña encuesta.


Como dije hace tiempo ahora estamos en la guerra de los datos. Cada una será mejor que la anterior, y vendrá con características diferencias. Esto ofrece realmente dudas de cada una de ellas, dado que una manipulación de los datos intermedios podría ser una estrategia comercial y más a la vista que aún sin resultados definitivos, las subidas de bolsa de las farmaceúticas se disparan además como en el caso del CEO (Jefe ejecutivo) de Pfizer logró vender sus acciones para embolsarse unos cuantos millones de dolares.

Ya no solamente tenemos que sufrir esta pandemia, es que ahora además debemos sufrir la guerra comercial entre paises por sus vacunas. «Lo que hace espècial de la vacuna rusa reside en el uso de dos vectores adenovirales humanos diferentes que permiten proporcionar una respuesta inmune fuerte y duradera después de la segunda inyección», eso ellos dicen. Los de EEUU, que se pueden conservar en una estación frigorífica normal y no grandes contenedores de alta congelación.
Es verdad que cualquier vacuna con una ventaja superior al 90% en inmunizaciones se podría considerar efectiva y que con ellos valdría para ser incluída. Pero nos faltan datos como número de pacientes incluídos en la fase III y los efectos secundarios así como los datos reales entre placebos y vacunados, dados ques estos estudios se llevan por el método doble ciego (significa que ni el paciente que recibe, ni el médico que lo administra conoce si es una vacuna de verdad o es el placebo o una sustancia inocua). Pero hay luces que dicen que no se están llevando claramente esa metodología y desde luego hasta que no estén publicados no se debería lanzar estas exclamaciones claramente comerciales.
 
Hablán de éxito sin haber datos finales, son simplemente análisis intermedios.
Lo dije hace tiempo, correr mucho no significa llegar antes, dado que puedes cometer errores y un error de cálculo puede llevar al traste cualquier asunto comercial.

Los fabricantes de vacunas también se deben comprometer a adherirse a altos estándares científicos y éticos en la realización de estudios clínicos y en los procesos de fabricación. Por lo tanto cuidado con los resultados que son intermedios.

Un total de 172 países y múltiples vacunas candidatas forman parte del Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la COVID 19

El desarrollo de la vacuna generalmente lleva años, sin embargo, en el caso de los ensayos de medicamentos contra el Covid-19, las mismas están progresando a un ritmo acelerado, debido a que las empresas y los países están urgidos en detener la propagación del coronavirus.

¿Vamos a ver, si el proceso normal para hacer una vacuna varía entre 5 a 10 años, se pueden hacer tales predicciones?
Evidentemente nuestro Presidente del Gobierno no tiene idea y me imagino se deja avalar porque ciertos científicos dicen que para el COVID 19 ahora estiman que lograrán obtener una vacuna en tan sólo 12 a 18 meses.
¿Porqué se dice esto?
Desde China decían al principio que eran muy optimistas, pero se dieron cuenta que eso no podrá ser así. Palabras para no cundir el pánico, que hicieron suyas muchos otros políticos entre ellos el nuestro. Pero estas optimistas palabras no son más que palabras vacías, llenas de contención política, ante el desastre que venía  por delante.
Yo no soy tan optimista, sobre todo porque por ejemplo el Virus VIH/SIDA conocido desde 1983 todavía no ha llegado ninguna vacuna y eso que tenemos la tecnología más impresionante en estos momentos.<

¿Que diferencia hay entre el virus del SIDA con este virus y el de la gripe, incluyendo el de la gripe A H1N1 y H5N1 o aviar?
Lo primero que son virus de origen diferentes. Hay varias clasificaciones de virus, la última se dio en 1971 (David Baltimore) y que los clasifica de uno a siete grupos dependiendo de una combinación de su ácido nucleico (ADN o ARN), cadena (monocatenaria o bicatenaria), sentido y método de replicación.
El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) fue descubierto por Luc Montagnier en Francia en 1983. Es un lentivirus (familia retrovirus) que causa la infección por VIH (Grupo VI: Virus ARN monocatenario retrotranscrito). Las drogas que lo controlan se llaman antiretrovirales. No hay vacuna actual.

La gripe fue inicialmente identificada en Italia en 1878. Pero hace 100 años, la mal llamada Gripe Española nació en EE. UU. y se expandió a Europa. Surgió en un condado de Kansas dado que la cepa era la H1N1 o gripe porcina, donde afectó a una base militar (Fort Riley) el 18 de marzo de 1918. La voracidad devastadora de este virus afectó a casi un tercio de la población humana, es decir, a 500 millones de personas, matando alrededor de 100 millones de personas. Esta pandemia provocó más muertes que la Primera y la Segunda Guerra Mundial juntas.

La gripe (influenza) es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por virus de RNA de la familia Orthomyxoviridae (Grupo V: ARN, monocatenario negativo). Se consiguió aislar el virus en 1930, y lo que ha llovido desde entonces. Pero además hay diferentes cepas que entre ellas está la famosa H1N1 o conocida como gripe A o porcina (que es la misma de la gripe española de 1918, de la de 1970 y de la más reciente de 2009, que causó más de 500,000 muertes y afectó al 12% de la población). Las vacunas que comenzaron a ser monovalentes en 1940 y ahora ya son tetravalentes (quiere decir para al menos cuatro cepas de un mismo virus, dadas las mutaciones del mismo).

Virus de la gripe Aviar H5N1, es otro virus de RNA de la familia Orthomyxoviridae (Grupo V: ARN, monocatenario negativo) y que tiene el mismo tropismo similar (quiere decir le gusta el epitelio respiratorio) al resto de virus de la influenza o como la del SARS-Cov-2. El mecanismo de inducción es algo diferente porque no usa el sistema de expresión conocido ACE2 o el nuevo hayado neuropilina-1 además de otras proteinas en estudio como la CD147 que podría sugerir que un antibiotico ya usado como la Azitromicina podría funcionar porque no se ha conocido este otro método de expresión.
En 2005 se realiza la secuenciación completa del genoma del virus de la influenza pandémica H1N1 (del virus de 1918). El 17 de abril del 2009 se detecta el nuevo virus H1N1 en los EE. UU. y no es hasta el 25 de abril que la OMS declara una emergencia de salud pública de interés internacional y posteriormente el 11 de junio del 2009 la OMS declara oficialmente una pandemia al brote del nuevo virus H1N1. Aquí empiezan a llegar las pruebas rápidas de diagnóstico mediante PCR y luego los antígenos. Los tratamientos con oseltamivir (Tamiflu) redujeron significativamente la enfermedad, pero no son vacunas sino antivirales. No es hasta el 5 de octubre de 2009, cuando se administra la primera dosis de la vacuna monovalente del virus H1N1, todo ello tras 4 años de estudios, aunque ciertamente la pandemia hizo acelerar todo el proceso anterior. La OMS declaró la pandemia H1N1 terminada en 2010, pero ha habido brotes en años posteriores en muchos lugares del mundo, siendo los últimos en Malta, Marruecos e Irán durante el año 2019.

¿Que ha pasado con el virus del SARS (virus del síndrome respiratorio agudo) de 2002 y la del MERS (síndrome respiratorio del medio oriente) en 2010?
Estos dos virus (grupo IV: coronavirus, ARN monocatenario positivo) tienen un parecido del genoma al actual SARS-CoV-2 en un 96%, lo que es mucho, pero no hemos tenido vacunas a pesar de ser ampliamente estudiados durantes estos años, aunque ambos se comportaron de forma radicalmente diferente tanto en su control como en su transmisión. El virus MERS aún tiene incidencia en Medio Oriente.
Cuando yo trabajé en 2015 en Arabia Saudí el tratamiento de todo paciente que llegaba a UCI por un cuadro respiratorio incluía el Tamiflu y aún se usa regularmente.

El proceso de realizar una vacuna es muy complicado y nada es rápido. Se calcula que entre su inicio hasta la producción y distribución dura mucho más de 2 años. En esta pandemia se están utilizando recursos inimaginables, pero los tiempos son los tiempos y por mucho correr no es posible llegar a la recta final al menos en 18 meses.

¿Porque al menos 18 meses y no de 2 a 4 años?: Simplemente porque la información sobre el virus y la llegada del genoma viral fue rápida (desde el primer caso en diciembre de 2019 hasta el día 10 de enero de 2020, lo que significa que menos de un mes). Una vez conocido el genoma desarrollar el proceso ocurre en diferentes estudios.

La lista completa de vacunas candidatas apoyadas por la CEPI (Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias) es la siguiente:

  • Inovio (EE. UU.) (fase I/II)
  • Moderna (EE. UU.) (fase III)
  • CureVac (Alemania) (fase I)
  • Instituto Pasteur/Merck/Themis (Francia/ EE. UU. /Austria) (fase preclínica)
  • AstraZeneca/Universidad de Oxford (Reino Unido) (fase III)
  • Universidad de Hong Kong (China) (fase preclínica)
  • Novavax (EE. UU.) (fase I/II)
  • Clover Biopharmaceuticals (China) (fase I)
  • Universidad de Queensland/CSL (Australia) (fase I)

Otras vacunas como la Pfizer (fase III) no son financiadas por agentes públicos por estrategias comerciales y las posibles intromisiones públicas y de organismos internacionales o Gobiernos.

La vacuna Sputnik esta avalada por el Gobierno Ruso. Luego hay muchas otras independientes y cada país está desarrollando su propias vacunas.

la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) tomó medidas importantes para ayudar a facilitar el desarrollo oportuno de vacunas seguras y eficaces para prevenir el COVID-19 proporcionando una guía (en inglés) con recomendaciones para aquellos que están desarrollando vacunas contra el COVID-19 con el objetivo final de obtener una licencia. La guía, que refleja el asesoramiento que la FDA les ha estado proporcionando en los últimos meses a empresas, investigadores, y otros, describe las recomendaciones actuales de la agencia con respecto a los datos necesarios para facilitar la producción, el desarrollo clínico y la aprobación de una vacuna contra el COVID-19.  

La guía publicada, “Desarrollo y licencia de vacunas para prevenir el COVID-19 (en inglés)”, proporciona un resumen de las consideraciones clave para satisfacer los requisitos químicos, de producción y control, y los datos clínicos y no clínicos a través del desarrollo y la licencia, y para la evaluación de seguridad posterior a la licencia. De manera importante, dado el conocimiento actual de la inmunología del SARS-CoV-2, el objetivo de los programas de desarrollo, en este momento, debe ser apoyar la aprobación tradicional de la FDA realizando estudios para evaluar directamente la capacidad de la vacuna de proteger a los seres humanos de una infección y/o enfermedad por el SARS-CoV-2. 

La FDA recomienda firmemente la inclusión de poblaciones diversas en todas las fases del desarrollo clínico, incluyendo las poblaciones más afectadas por el COVID-19, específicamente las minorías raciales y étnicas, así como una representación adecuada en la última fase de personas mayores y personas con comorbilidades médicas. También se alienta a los patrocinadores a que incluyan estudios en sus planes de desarrollo que puedan proporcionar datos que apoyen el uso durante el embarazo, así como planificar las evaluaciones pediátricas de seguridad y eficacia. 

La guía también aborda la importancia de asegurar que los tamaños de los ensayos clínicos son lo suficientemente grandes para demostrar la seguridad y eficacia de una vacuna. Se entiende que la FDA espera que una vacuna contra el COVID-19 prevendría la enfermedad o reduciría su severidad en al menos el  50% de las personas que son vacunadas. 

Hay que recordar que a mediados de febrero ya había 8 vacunas en desarrollo. Estas son las distintas fases

1.- Fase de Laboratorio

1.- Se genera un antígeno. Los virus se cultivan en células primarias (en este caso no en huevos de gallinas como el virus de la gripe) siendo las células epiteliales bronquiales usando un medio basal que promueven las células.

2. Se aísla el antígeno de las células que se usaron para crearlo.

3. Proceso de la vacuna. Los adyuvantes incrementan la respuesta inmunológica del antígeno, los estabilizadores aumentan la duración de la vacuna y los preservativos permiten el uso de ampollas con varias dosis.

2.- Fase clínica. Pruebas de seguridad: Aquí llegan las diferentes fases de bioseguridad conocidas como

Ensayos clínicos

  • Fase I (Seguridad y respuesta inmunológica)
  • Fase II (inocuidad, inmunogenicidad y dosis propuesta)
  • Fase III (Seguridad y eficacia en el grupo población a estudio)

3.- Fase de licencia: Proceso de regulación y comercialización

4.- Fase de producción

5.- Fase de distribución

Todo esto puede durar como mínimo 18 meses (como mínimo) pero el problema no acaba aquí.

En muchas ocasiones, las vacunas no logran llegar a su fase final, ya que el virus muta y hay que volver a empezar.

La mutagénesis:
Ese es un proceso mediante el cual se cambia la información genética de un organismo, lo que resulta en una mutación. Puede ocurrir de forma espontánea en la naturaleza o como resultado de la exposición a mutágenos. También se puede lograr experimentalmente mediante procedimientos de laboratorio. La mutación provoca la aparición de nuevas cepas. Se conocen hasta al menos 7-8 cepas del coronavirus desde el SARS y MERS.

Desde que se hizo público la pandemia el 12 de Marzo de 2020, ya empezaron hasta 8 vacunas a estudiarse. Pero todas empezaron con la cepa Genómica D614 y desde entonces han salido varias cepas diferentes debido a mutaciones. Del primer gran brote con mayor mortalidad en Europa y América está cepa es diferente de la presentada en China y otras partes de Asia con una mortalidad alrededor del 3-4 %. La presentada en Europa con mortalidad entre el 8-12% es diferente de la inicial.
El segundo brote es una cepa G614 que a diferencia de la D614 es muchísima más infectiva o mórbida pero menos mortal. El problema es que a pesar de ser menos mortal al afectar a más gente los números de fallecidos aumentarán. Se desconoce si esta variante estará cubierta por las vacunas.

La cepa del coronavirus descubierta en España

En una prepublicación del 28 de octubre (1), investigadores suizos y españoles reportan que una cepa del nuevo coronavirus se originó en dos eventos masivos de superpropagación ocurridos en Aragón y Cataluña y que luego se extendió a Valencia, de donde se difundió al resto del país.

Debido a que las fronteras europeas se abrieron en el mes de julio, miles de españoles y turistas de otros países viajaron a España, en donde se infectaron con la variante española del nuevo coronavirus, bautizado como A20-EU1, y llevaron de regreso al virus a sus países de origen.

Gracias a los análisis del genoma y la filogenética, los investigadores demostraron que esa variante A20-EU1 se diseminó rápidamente en Europa, y llegó a representar el:

  • 90% de las secuencias del Reino Unido,
  • 80% de secuencias en España,
  • 60% de las secuencias de Irlanda y
  • Entre el 30 y el 40% de las secuencias en Suiza y los Países Bajos.

Esto hace que esta variante sea actualmente una de las más frecuentes en Europa.

También se ha identificado el A20-EU1 en:

  • Francia,
  • Bélgica,
  • Alemania,
  • Italia,
  • Letonia,
  • Noruega y Suecia,
  • Y ha llegado a Hong Kong y Nueva Zelandia.

Los autores del estudio aclaran, sin embargo, que eso no indica que la actual segunda ola europea sea causada por la variante española. Otra importante aclaración es que el hecho de encontrar esa variante no indica que se necesite una vacuna especial contra esa cepa.

Que ocurre, que a diferencia del inicio de la pandemia la mortalidad puede variar entre países. La que teníamos en marzo ya no es la misma que en octubre. Si ahora quizás es menos mortal pero más infecciosa y transmisible, lo que significa es mucho más mórbida. Es lo que sucede con la vacuna contra el VIH, un virus que cambia continuamente y es por eso por lo que al día de hoy no se ha logrado una vacuna para la enfermedad del sida.

¿Como afecta la mutagénesis a las vacunas?, pues casi todo.
Eso va a ralentizar todos los procesos porque deben empezar de nuevo y aparte hará que se creen vacunas al menos bivalentes (que cubran al menos dos cepas).

Nuestro Presidente dice que en mayo hay vacunas (una palabra que no dice si cubrirá a la población o a una parte), pero yo creo que no. Mi personal visión me dice que no lo veo antes de un año. El problema es la mutación de este virus, lo va a cambiar todo. Ahora que si nos quieren vacunar y dejarnos expuesto a variantes, eso es harina de otro costal.

 

DISCLOSURE
The author has no conflict of interest in this publication

REFERENCIAS

1.- Emma B. Hodcroft,ET AL. Emergence and spread of a SARS-CoV-2 variant through Europe in the
summer of 2020 (Pre print) https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.10.25.20219063v1.full.pdf
2.- https://cnnespanol.cnn.com/2020/11/05/descubren-nueva-cepa-del-coronavirus-en-espana-que-se-sabe-de-esta-variante-que-se-ha-extendido-ya-a-12-paises-europeos/

The Journal of Pearls in Critical Care, Twitter: @drsherrero

Vacuna COVID-19, la guerra ha comenzado

CITACIÓN

Herrero S. “Vacuna COVID-19: La guerra ha comenzado”. The Journal of Pearls in Critical Care. Noviembre 2020 Vol. 72. Link: https://wp.me/p19kQl-UB

Acerca del autor : Yo no tengo un título de Salud Pública, pero he escrito artículos científicos y muchas conferencias sobre virus y sobre todo más durante este año. He vivido el problema del COVID-19 en directo antes que ocurriera en España y creo tener un cierto aval científico para comentar y aportar a lo que ocurre.

———————————————————————————————————

The Journal Critical Care – Dr. Herrero-Varon’s Blog.ENG/SPAIN. WordPress.

Copyright for Santiago Herrero © 2011 · 2020

Todos los derechos reservados. All rights reserved

Deja un comentario! Let here a commentary!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

The Journal of Pearls in Critical Care (JPCC)

Herrero-Varon's MD Editors. Changchun (Jilin, China) and Houston (TX, USA). Language EN/ES 2011-2020

A %d blogueros les gusta esto: